5 IMPRESCINDIBLES DE LA PIEL GRASA

5 IMPRESCINDIBLES DE LA PIEL GRASA

Poros dilatados, puntos negros, brillos y aspecto grasiento son algunos de los signos que manifiestan las pieles grasas. Existen diversas causas y factores que pueden provocar exceso de sebo en el rostro: desequilibrio hormonal, herencia genética, edad, clima, alimentación y estilo de vida, entre otros. Lo ideal para poner fin a este tipo de problema es desenmascarar la causa mediante un diagnóstico en profundidad y seguir un tratamiento específico.

A la hora de comprar cosméticos para este tipo de pieles, “es fundamental que no añadan más grasa. Un producto inadecuado puede ser muy perjudicial ya que además de empeorar el aspecto graso de forma inmediata, tapona los canales de salida de las glándulas sebáceas y empeora el problema de base”.

Esta es nuestra lista de los mejores productos para esta tipología de piel:

1. Crema hidratante

Una vez derribado el mito de que las pieles grasas no necesitan hidratación es necesario elegir adecuadamente el producto hidratante para evitar que aporte más grasa. “Lo ideal es optar porcremas libres de aceites.

2. Limpieza

La limpieza es una de las rutinas más importantes para mantener la piel sana. Aunque nos desmaquillemos al final del día, es necesario volver a limpiarla en profundidad por la mañana para retirar el exceso de sebo que se produce durante la noche.

A la hora de elegir desmaquillante “queda prohibido el uso de bifásicos porque dejan una textura grasa,  las aguas micelares y los jabones con antiséptico y OZONO especialmente en pieles con tendencia acneica, son buenas opciones.

3. Protector solar

No sirve con comprar cualquier fotoprotector indicado para el rostro ni mucho menos utilizar el del cuerpo. “Es muy importante elegir uno específico para evitar brillos y brotes acneicos”. En los últimos dos años ha habido un gran avance en las formulaciones, con los fotoprotectores de ‘toque seco’ y ‘fluidos’, que son mucho menos grasos.

4. Exfoliante

Respecto a la exfoliación las opiniones son diversas. Mientras que unos expertos aconsejan utilizar cada dos o tres días una exfoliante facial suave, otros abogan por comenzar realizando una exfoliación semanal cuando se empiece un tratamiento contra el exceso de sebo e ir disminuyendo las sesiones a medida que mejore la situación de la piel. Al principio, deberá hacerse una vez a la semana, después cada quince días y, por último, podrá reducirse a una exfoliación mensual. En cualquier caso, es un paso fundamental para limpiar el cutis en profundidad y acabar con la suciedad que no se retira en la rutina de limpieza cotidiana.

5. Base de maquillaje

Los maquillajes más adecuados son los compactos porque no aportan tantos brillos. “A la hora de elegir uno es importante comprobar que sea ‘oil free’ y no comedogénico (es decir, que no obstruye los poros ni produce puntos negros).

Deja una respuesta